“No me falte el aire”, la segunda obra de la trilogía con la que Alquibla Teatro celebra sus 40 años de historia, llega al Villa de Molina este viernes

 En

Sin contar el Concierto de Año Nuevo, el Teatro Villa de Molina comienza su programación teatral de este año con la obra “No me falte el aire”. Será este viernes 12 de enero a cargo de la compañía murciana Alquibla Teatro. Una obra que muestra los tránsitos que existen de la juventud a la madurez, del campo a la ciudad, de los últimos cincuenta años de España a través de la vida de distintos personajes que en la búsqueda de su identidad recomponen el pasado y se enfrentan al presente con nuevas estrategias. Es la sinópsis de este texto escrito por Alba Saura Clares que representa Alquibla Teatro en un año, además, muy especial para la compañía puesto que se cumplen 40 años de esa “vida migrante de teatro en teatro”, como dicen, desde que se fundará la compañía en 1984. 

Alba Saura, investigadora teatral y docente en la Universidad Autónoma de Barcelona, escribe este texto sobre el ‘transito’ que comenzó con “Mi cuerpo será camino», estrenada en 2022 en el Teatro Villa de Molina. Una historia sobre los movimientos migratorios que continúa en esta ocasión con esta obra sobre el paso a la madurez y que cerrará con «“Lo más hermoso todavía” en la que hablará sobre el tránsito a la vejez, sobre la memoria y el olvido y que se estrenará en agosto de este año.

No me falte el aire” nos sitúa ante una juventud que transita la treintena y se marcha de casa. A través del personaje de Julia, nuestra protagonista, conocemos las historias de otros dos jóvenes, Álex y María. En una búsqueda de su identidad, a los tres les acompaña su pasado, el de las historias de otros que ya debieron enfrentarse a esos caminos en su juventud: Julián-La Lana, homosexual que escapa del pueblo para liberarse en una Barcelona disidente de los setenta; el de Marga, asumiendo que su vida la desea en el pueblo y no en la gran fiesta liberadora de la democracia de la Movida de los 80 en Madrid; o el de Paco, que nos habla desde el tiempo de la tierra y el campo y nos invita a que se borren los idealismos y trabajemos por el mundo que deseamos para vivir.

Por eso la obra incita al dialogo intergeneracional, para vislumbrar que hay muchos caminos posibles: en los setenta de una Barcelona disidente, en los ochenta de la movida madrileña o en una actualidad plagada de incertidumbres. Entre el folclore y la electrónica, entre la tradición y lo queer, entre lo rural y lo urbano, fluye en la obra el silencio y el grito, la soledad y la verbena. El reparto está integrado por Cristina Aniorte, Esperanza Clares, Nadia Clavel, José Ortuño, Julio Navarro y Pedro Santomera.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat