No hay fiestas sin churros y chocolate

 En

Unas fiestas sin churros son el equivalente de un río sin agua o de un parque sin niños. Por ese motivo, charlamos con José Ignacio García, churrero en Molina de Segura, a quien podemos encontrar en la calle Jesuita Hernández Pérez estos días de fiesta en los que el horario varía y se prolonga hasta avanzadas horas de la noche. Nos cuenta José Ignacio que se agradece volver a tener afluencia de gente durante estos días, más valorados aún tras la sequía que implantó la pandemia en los años precedentes. Un sector al que también afecta directamente la subida de precios de la materia prima (aceite, harina, leche,…), que en su caso ha intentado no repercutir demasiado en el consumidor, subiendo los precios en apenas 50 céntimos con respecto a los anteriores. 

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat