«Los museos de Molina merecen la pena ser visitados porque son bastante interesantes», afirma el historiador Felipe González

 En

El historiador y responsable de patrimonio en la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Molina, Felipe González Caballero, ha explicado a Radio Compañía la historia, características y singularidades de varios museos del municipio, fundamentalmente del Museo Etnográfico Carlos Soriano de El Llano de Molina y del Museo Horno del Concejo+ Casa de Folclore ubicado en el barrio del Castillo.

El primero abrirá sus puertas el próximo domingo por la mañana, donde tendrá lugar un taller, al igual que lo hará el Horno del Concejo el domingo 20 de febrero. El Centro o Museo de la Albarda ya reanudó su actividad el pasado 6 de febrero, ya que abre sus puertas el primer domingo de cada mes.

 

MUSEO ETNOGRÁFICO CARLOS SORIANO

Se encuentra situado en la Casa solariega del Abogado D. Carlos Soriano. Esta fue rehabilitada así como la ermita anexa. La casa consta de 2 plantas. La baja dispone de vestíbulo, escalera, cocina, tinajero y patio. La planta primera se compone de dormitorio y dos salas. En el año 2010 se ha adosado al patio una sala de exposiciones temporales.

La casa pertenece al conjunto que formaba parte de la colonia agrícola que D. Carlos Soriano fundó.

En 1875, Don Joaquín Portillo vende a D. Carlos sus pertenencias del Llano con una noria de madera incluida, construida probablemente por el primero sobre 1868. Con esta noria D. Carlos puso en cultivo, con olivo y morera, las tierras adquiridas y fundo una colonia agrícola.

La fundación de dicha colonia exigía la construcción de viviendas para los colonos, una ermita o iglesia, una escuela para los hijos de los colonos y un almacén comunal. Se conserva, en estado ruinoso la escuela que data de 1887. En 1892 se abre la pequeña ermita que ahora forma parte del museo. Junto a la Casa de D. Carlos se encontraban 6 casas de colonos.

 

PLANTA BAJA

Sala I. Vestíbulo: Destacamos una vitrina donde se exponen restos arqueológicos encontrados en las prospecciones realizadas en el municipio. Destacan molinos barquiformes argáricos, cerámica ibérica y romana.

También encontramos una zona de tinajero y el arranque de las escaleras a la primera planta.

Sala II. Cocina: Destaca una vitrina con réplicas de arqueología experimental realizadas en silex (hoz con dientes de silex, arco con flechas del Calcolítico…)

La cocina esta ambientada con el mobiliario y menaje típico de la época. También encontramos otro tinajero y un chinero.

PRIMERA PLANTA

El dormitorio principal reproduce el ambiente burgués del siglo XIX con cama de copete y mesilla de nogal, cuna, lavabo de caoba y cofre. En la cama sábanas bordadas y cubierta de novia.

En la sala donde muere la escalera, se exponen en vitrinas, trajes de labor y lujo típicos de la huerta de Murcia. En otras vitrinas se exhiben complementos como pañoletas, enaguas y cucos.

Otra de las salas contiene miniaturas realizadas por Juan de Dios Arnaldos, vecino de la pedanía. En ellas vemos diversos aperos tradicionales de labranza y recreaciones de algunas labores agrícolas y oficios donde se aprovecha la fuerza del agua (fragua, batán, molino harinero, norias, artes…)

HORNO DEL CONCEJO + CASA DEL FOLCLORE

El Museo Horno del Concejo + Casa del Folclore, nace tras la recuperación y rehabilitación del horno más antiguo de la villa situado en el Barrio del Castillo. Es un singular ejemplo de arquitectura popular de los siglos XVII-XVIII. Fue el único horno de la ciudad hasta el siglo XVIII  y mantiene su estructura original realizada con la técnica del tapial destacando su impresionante horno de estilo moruno.

Su historia se remonta como mínimo a la Edad Media. La referencia más antigua la encontramos en 1491 con la fundación del mayorazgo de los Vélez por parte de los Reyes Católicos. Perteneció al Concejo de Molina del que pasó al marqués de los Vélez. Paso por diversas manos manteniéndose su uso hasta los años 70 del siglo XX.

El espacio hoy acoge un museo que muestra la historia del mismo, los recuerdos de las gentes que lo usaron, la labor del panadero y el fascinante universo del pan y, alberga también la Casa del Folclore donde se muestran las tradiciones, músicas y bailes populares de Molina de Segura.

 

 

CENTRO LA ALBARDA RITOS Y TRADICIONES DEL CAMPO DE MOLINA

El Centro o Museo de la Albarda es un recurso cultural dedicado al Patrimonio Inmaterial de los Ritos y Tradiciones del Campo de Molina de Segura. Esta zona atesora costumbres antiguas que desde otros tiempos, han permanecido en la vida cotidiana de sus habitantes.

Se encuentra en la pedanía molinense de la Albarda, en la antigua escuela unitaria habilitada hoy como museo.

Después de una introducción sobre el medio natural del territorio, encontramos apartados sobre la antropología del lugar: estructura de las viviendas y de las casas cuevas (forma de hábitat muy extendido por el campo de Molina), las aljibes, los hornos y las formas de vida cotidiana tan apegadas a la tierra.

Mas tarde encontramos una gran sala donde se muestra todo lo relacionado con las creencias de tipo mágico, las fiestas tradicionales, la medicina natural, los juegos, las predicciones meteorológicas… Todo lo que la cosmología del lugar conserva de otros tiempos y que en muchos casos todavía esta presente.

El piso superior se dedica a sala de usos variados y a la recreación de un aula escolar de los años 40 y 50 del siglo XX.

En definitiva un museo inusual y prácticamente único para mostrar y conservar usos y costumbres que forman parte de ser y estar de nuestra tierra.

 

 

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat