La obra de teatro Pedro Cano. Pintar el viaje se representa hoy en el Teatro Villa de Molina

 En

El año pasado, Nacho Vilar se propuso homenajear a uno de los más importantes artistas vivos de la Región: Pedro Cano. Y lo hizo a lo grande: con un proyecto en «tres etapas» que incluía un documental, una obra de teatro y, finalmente, una invitación a visitar la fundación que lleva su nombre en Blanca. Según explica el productor en una entrevista con Radio Compañía, esta última experiencia está hoy al alcance de cualquiera que se acerque a la localidad natal del pintor, mientras que el audiovisual descansa ya en los servidores de YouTube al alcance de unos cuantos clics. Es por tanto el montaje teatral, a cargo de Jorge Fullana, la parte más difícil de recuperar por el espectador, con lo que la función prevista esta noche en el Villa de Molina se antoja como una oportunidad idónea para profundizar en la figura del artista e iniciar (o culminar) esa triple experiencia titulada Pedro Cano, pintar el viaje.

La representación, que cuenta con dramaturgia de Juan Montoro Lara y con Sergio Alarcón en la piel de Cano, está previsto que comience a la 21.00 horas. Será el momento de la reconexión de esta quincuagésimo tercera edición del Festival de Teatro de Molina de Segura, que arrancó el pasado jueves con Els Joglars y entró en fase de standby durante el fin de semana por las fiestas patronales. Ahora, una vez finalizados los festejos, las representaciones vuelven al Villa y no cesarán hasta el 2 de octubre, con lo que esperan dos semanas intensas en las que habrá teatro, habrá títeres, habrá espectáculos aéreos, danza y hasta experiencias escénicas para los más atrevidos. Pero Pedro Cano será quien dé (de nuevo) el pistoletazo de salida.

 

Tal y como expone la organización, «Pintar el viaje nos propone un camino de descubrimiento hacia la figura de Pedro Cano, el artista plástico vivo más relevante de la Región de Murcia. Su obra es extensa –toda una vida con el pincel en la mano–, pero el proyecto se centra específicamente en sus misteriosos y maravillosos cuadernos de viaje». La palabra, la música, la iluminación, la interpretación y una fuerte presencia de la videoescena, con la que se muestran las acuarelas ocultas en esos cuadernos, son los ingredientes principales de este montaje, que en esencia es un monólogo trufado anécdotas e historias que no solo ilustran la trayectoria artística, filosófica y vital del blanqueño, sino ahora, también, las de quienes se acerquen esta noche al Villa. Desde Nacho Vilar Producciones lo explican así: «Un Pedro Cano personaje se sube a las tablas para explicarnos su arte y para, al mismo tiempo, descubrir junto a él el porqué de sus trazos, el porqué de sus colores, el porqué de su viaje».

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat