«El Gobierno municipal se está volcando con nuestras pedanías», destacan los alcaldes de La Ribera, El Llano y Torrealta

 En

El Gobierno municipal «se está volcando con nuestras pedanías en los dos últimos años», coinciden en señalar los alcaldes pedáneos de La Ribera, El Llano y Torrealta, las tres pedanías más pobladas de Molina de Segura, que suman cerca de 7.000 habitantes. «Tengo que reconocer que en los dos últimos años se han hecho muchas inversiones en el Llano y el Gobierno municipal acepta todo lo que le pido», asegura Martín Hurtado, el alcalde de El Llano.  «Siempre se demanda más, pero en las dos últimas legislaturas se están volcando y haciendo muchas actuaciones. Hay un cambio total», remarca Santacruz Meseguer, el pedáneo de Torrealta. Y el nuevo alcalde de La Ribera, Bartolo Abellán, apostilla que «nos están  ayudado mucho y el alcalde lo está haciendo estupendo, y baja continuamente a la Ribera».

Recientemente se inauguró en El Llano un nuevo itinerario peatonal con una inversión de 40.000 euros. Además, se están realizando diversas actuaciones urbanísticas en varias calles de la pedanía. Hurtado apunta que en estas actuaciones se han invertido cerca de 150.000 euros. No obstante, el alcalde de El Llano estima que el total de inversiones desde que el asumió el cargo, hace siete años, puede superar el millón y medio de euros.  En esta pedanía la población se ha ido rejuveneciendo y ello se ha reflejado en las matrículas del colegio La Purísima, donde podría haber comedor escolar en un par de años, según anunció el alcalde de Molina, Eliseo García Cantó, el pasado domingo durante la inauguración del itinerario peatonal situado junto al centro educativo.

En La Ribera se ha solucionado el problema de las líneas interurbanas, recuperando la conexión directa con Murcia en autobús. Una demanda histórica de los vecinos de la Ribera y Torrealta será atendida este año al asumir el Ayuntamiento el mantenimiento de la carretera que conecta estas pedanías con Alcantarilla, tras firmar el alcalde un convenio con la Consejería de Fomento, dotado con 890.000 euros, para el arreglo de cuatro travesías de Molina.

Bartolo Abellán, que fue designado alcalde de la Ribera hace una semana tras la renuncia del anterior pedáneo, no tiene claro si optará a la reelección en los comicios que, previsiblemente, tendrán lugar a mediados de este año. «Hay gente que me anima, pero aún no lo sé. Hay tres vecinos interesados en presentarse», subraya.

Santacruz Meseguer tampoco tiene claro si presentará candidatura. «Si viene otro que tenga interés y vocación, yo no pienso perpetuarme en el cargo», señala.

Martín Hurtado lo tiene claro. «Yo sí me presentaré para otros cuatro años y luego será el momento de dejarlo», indica el pedáneo de El Llano. Aún no se sabe si tendrá rival para concurrir a estas elecciones que, con motivo de la pandemia, se han retrasado.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat