Doctor Gutiérrez Rojas: “Los jóvenes tienen que saber que el dolor forma parte de la vida”

 En

La próxima conferencia de divulgación científica organizada por la Fundación de Estudios Médicos de Molina de Segura (FEM) tendrá lugar el miércoles 26 de mayo, a las 09.30 horas, en el IES Vega del Táder, y, a las 12.00 horas, en el IES Francisco de Goya, ambos de Molina de Segura, bajo el título Claves de la madurez en tiempos de incertidumbre, a cargo del doctor Luis Gutiérrez Rojas, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra y especialista y doctor en Psiquiatría por la Universidad de Granada. También es miembro del Grupo de Investigación en Neurociencias del Centro de Investigación en Biomedicina de la Universidad de Granada.

-¿Cuáles son las claves de la madurez en tiempos de incertidumbre?
-La idea que planteo en estas charlas es el concepto de madurez y a mi me gusta recurrir al cuento del Mago de Oz. En este cuento hay tres personajes, como son el hombre de hojalata, al que le faltan sentimientos, el espantapájaros que no tiene cerebro; y el león, que es cobarde y le falta voluntad. A través de esa historia quiero hablar de estos tres conceptos: la afectividad, la cognición y la voluntad. Creo que vivimos en un mundo de incertidumbre, demasiado sentimental. Las personas maduras sabemos que es importante el sentimiento, pero no puede dominarnos; nos tiene que dominar más la voluntad y el autoconocimiento.

– ¿Y cuál es más importante para los jóvenes y adolescentes?
-Cuando les pregunto suelen decir que el corazón, y algunas personas indican que lo cognitivo. Pero muy poca gente señala la voluntad y parece muy propio de está época. Muchos padres dicen que sus hijos son muy listos, pero muy vagos. Y yo les digo que ojalá fuera muy torpe, pero muy trabajador. Además, la voluntad se puede ejercitar, pero es cierto que esa capacidad de trabajar para hacer fácil lo difícil, la gente la tiene poco educada.

-Usted también defiende que se debe educar con humor. ¿Qué defectos le ve a la forma actual de educar?
-Cuando hablo de educar con humor me refiero a introducir un elemento de desdramatización y reírse de uno mismo, sin exagerar nuestros defectos. Si que es verdad que los profesores han perdido un poco la figura de la autoridad. Falta apretar un poco más las tuercas y tolerar el fracaso y la frustración. Y tienen que soportar el no. Yo veo en el hospital intentos de suicidio de chicos y chicas por una ruptura, lo cual no tiene sentido que, ante una primera disputa de la vida, tengan sentimientos autodestructivos. Entonces, tienen que estar más acostumbrados a que se les pongan las cosas difíciles y que las ganen.

-¿Los hijos están sobreprotegidos, hoy en día?
-Los padres quieren lo mejor para sus hijos y, a veces, quieren ponerles el camino tan fácil, que se les hace dependientes. Parece que los padres tenemos la obligación de hacerles los deberes a los hijos, cuando es su responsabilidad. Si hacemos eso, el hijo se volverá un inútil. Por otro lado, tenemos un miedo atroz a que nuestros hijos sufran, que no hagan nada costoso.. Si no le hacen daño ahora, se lo harán más tarde. El sufrimiento y el dolor forman parte de la vida.

– ¿Qué le ha hecho la pandemia a esta sociedad?
-El peligro ha sido el refugio continuo con internet en casa. La gente joven lo ha pasado mal porque se necesita estar en contacto, hacer deporte, que te de el sol en la cara. Y ahora hay que estar muy pendientes de que los jóvenes no tengan conductas de aislamiento y de querer refugiarse en uno mismo porque eso puede conllevar a cuadros de depresión y de ansiedad. De cualquier crisis hay que sacar algo positivo y la mejor forma es darnos cuenta de la suerte que tenemos.

-En su último libro, La belleza de vivir, indica que todos los problemas tienen solución. ¿Es un manual para superar las altas dosis de frustraciones?
-Yo soy muy crítico con los libros de auto ayuda y espero no haber escrito uno de ellos. Lo que pongo de manifiesto en el libro es que hay una cara b, que la vida pincha y duele. En el mundo que hemos creado se fomenta mucho el confort, lo que nos gusta y se transmite una idea. Un ejemplo de ello es Instagram, donde todo el mundo es guapísimos. Y eso te frustra por dos motivos: porque puedes no alcanzarlo y porque, aunque lo alcances, eso te da las claves de la felicidad. El ser humano tiene que ser más reflexivo y más conocedor, haciéndose las preguntas necesarias.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat