Con la Ribera no hay quien pueda

 En
  • Los 502 votos contabilizados en el proceso de presupuestos participativos en la Ribera de Molina representan casi el 12% del total de sufragios registrados este año en las votaciones presenciales y telemáticas
  • Los ribereños se movilizan más porque “ven que se están consiguiendo cosas, organizamos actividades y tenemos un área de difusión”, afirma la presidenta de la asociación de vecinos

Una de las conclusiones más claras de las votaciones en el proceso de presupuestos participativos de este año es que los vecinos de la pedanías de la huerta de Molina muestran más interés que el resto, al alcanzar una participación del 24,2% de su censo (podían votar los mayores de 16 años). Y, sobre todo, destaca la masiva participación en la pedanía de la Ribera de Molina, donde votaron 502 vecinos, muy por encima de las otras dos pedanías de la zona 5, El Llano (242) y Torrealta (240), que completaron el podio. En cuarto lugar aparece el barrio Centro, con 216 sufragios emitidos, y Altorreal quedó en quinta posición, con 180 votantes.

Sin embargo, sólo participaron el 7,4% de los vecinos de las pedanías del campo, mucho más diseminadas, y el 10,5% de residentes en urbanizaciones. En el casco urbano, los barrios de la zona Oeste sumaron un 15,9% de participación, porcentaje que descendió al 12% en el caso de los vecinos de la zona Este.

Pese a que hay zonas bastante más pobladas, como Altorreal o La Alcayna, estas cifras no dejan lugar a dudas: en la Ribera ha participado el 11,87% del total de 4.227 ciudadanos que, de manera presencial o telemática, se han sumado a este proceso.

La presidenta de la asociación de vecinos de la Ribera, Isabel Martínez, desvela algunos “secretos” para conseguir activar a sus vecinos. Por un lado, Martínez considera que la Ribera ha estado mucho tiempo “olvidada”, pero en los últimos tiempos se están materializando bastantes inversiones y el Gobierno municipal atiende la mayoría de sus peticiones. Para ello “hemos ido casa por casa”, señala la presidenta vecinal, y a raíz de sus peticiones han arreglado la carretera, han abierto el ambulatorio, han conseguido mejoras en transporte y se está construyendo uno de los proyectos estrella del municipio: un pabellón deportivo junto al colegio Vega del Segura.

“Los vecinos están viendo que estamos consiguiendo muchas cosas y están muy motivados”, indica Martínez. Pero, además, la asociación de vecinos organiza actividades, como excursiones o visitas culturales, a las que cada vez se suma más gente. Estos eventos son el caldo de cultivo para que los ribereños tomen conciencia de la importancia de la participación.

Área de difusión
Y un tercer pilar es el área de difusión que la propia asociación de vecinos despliega entre la comunidad vecinal para informar y dar cuenta de los actos que se organizan en la pedanía. “A las votaciones fueron familias enteras: padres, abuelos y nietos”, precisa Isabel Martínez.

Por ello, en la zona 5, que se corresponde con las pedanías de huerta, la mayor participación en La Ribera se traduce en que la propuesta más votada fue la colocación de una barandilla en todo el paseo por el lado de la carretera de dicha pedanía. También salen adelante dos intrazonales, como la instalación de murales en El Llano, Torrealta, La Brancha y la Ribera y, por otro lado, la creación de una zona multideportiva en Torrealta, La Brancha y Agridulce. En El Mirador de Agridulce también se llevará a cabo la renovación de un parque infantil

Isabel Martínez aclara que “para limar asperezas”, en la Ribera sus vecinos también han votado propuestas que recogen inversiones en otras pedanías, como El Llano o Torrealta, tal y como ocurrió el pasado año.

 

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat