«Caminar entre telas» ha beneficiado a más de 200 personas que como Linda buscan integrarse en el mercado laboral

 En

“Caminar entre telas” es el literal y a la vez metafórico nombre del proyecto por el que 10 mujeres molinenses acaban de transitar. Se trata de un curso de formación laboral en textil, confección y piel que desarrolla Proyecto Abraham, en concreto, en nuestro municipio en colaboración con la Concejalía de Bienestar Social. Aunque, en realidad, es mucho más que un curso, es un acompañamiento integral para ayudar a personas en situación de vulnerabilidad social a integrarse en el mercado laboral. La coordinadora de “Caminar entre telas”  Felicidad Cano señala que el proyecto se puso en marcha hace una década y han conseguido beneficiar, desde entonces, a más de 200 personas, especialmente, mujeres ya que «todavía la costura y la confección sigue siendo una profesión feminizada aunque también han participado algunos hombres».

Linda Carolina Castaño es una de las diez mujeres que han formado parte en este taller realizado en el Barrio de Fátima y que acaba de concluir. En su caso, el curso le ha valido para adquirir habilidades y plasmarlas en su proyecto personal, una línea de pulseras artesanales realizadas con granos de café que engloba bajo la marca Bolalla. Además, ahora se ha propuesto estudiar diseño de moda. Es la historia personal de una de las participantes en este «Caminar entre telas», un proyecto que va más allá del ámbito estrictamente formativo y que consigue generar un red de apoyo mutuo.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat