Molina reclama deslindes en las vías pecuarias sin reducir plazos y con más recursos para tramitar los procedimientos

 En Noticias

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Molina, Mariano Vicente, considera “razonable” que la Comunidad Autónoma lleve a cabo una adaptación jurídica de las vías pecuarias porque, en el caso del municipio molinense, los planeamientos datan de los años 70. “En muchos casos se hizo una interpretación somera a través de croquis, pero no de estudios cartográficos”, indica. Pero al Consistorio molinense le surgen muchas dudas, dados los precedentes.

Vicente sostiene que deben acometerse procedimientos de deslindes y si se producen desafecciones, deben implementarse mecanismos de compensación para que las vías pecuarias no pierdan espacios que les corresponden. Además, considera que no se pueden reducir los plazos porque un procedimiento de esta índole es “muy complejo y no tendría sentido que caduque antes de que finalice el proceso”. Y para el edil de Podemos Equo es fundamental dotar a este departamento de recursos para evitar colapsos. “En la actualidad sólo hay dos o tres personas en la Región destinadas a estas funciones”, apunta.

La Región desperdició una oportunidad histórica hace años, cuando el Gobierno central dotó de recursos económicos para la creación de una red nacional de vías pecuarias, pero la Comunidad Autónoma de Murcia fue la única que lo anuló, según indica Vicente y corrobora Rubén Vives, de Ecologistas en Acción. Rubén Vives denuncia la “nefasta gestión de la Comunidad Autónoma por su dejadez y desidia”. Y apostilla que “sólo el uno por ciento de las vías pecuarias están deslindadas”.

Tres vías pecuarias
Un total de tres vías pecuarias caballeras (compartidas con otros municipios) atraviesan Molina de Segura. Son 49 kilómetros de recorrido, con una superficie de 1.622 km2. Hay dos que han generado pocos problemas, el Cordel de las Pocicas y Cuevas de la Comunión, que atraviesa buena parte de monte, y la Vereda de la Rambla del Carrizalejo, que discurre fundamentalmente por una rambla.

Sin duda alguna, la que más problemas de ocupación ha ocasionado es el Cordel de los Valencianos, que en sus diversos trazados va desde Cartagena hasta Cuenca. Se trata de una vía pecuaria invadida en sus lindes por polígonos industriales, construcciones residenciales y naves agrícolas, entre otras actuaciones.

Denuncias
Recientemente, Ecologistas en Acción presentó ante la Fiscalía de Medio Ambiente de la Región de Murcia una denuncia por la roturación llevada a cabo en dicha vía pecuaria, a su paso por la pedanía de Los Valientes Viejos. Rubén Vives, indica que la roturación llevada a cabo ha permitido la puesta en regadío de diecisiete hectáreas en el Cordel de los Valencianos, más la construcción de una nave agrícola y un embalse de riego, un terreno que se ubica en el paraje de El Salto y Casa de los Corrales.

Han sido afectados 19.020,88 m2 de dominio público, según el escrito presentado en la Fiscalía, una ocupación de terreno público “que el código penal tipifica como delito contra la ordenación del territorio y el urbanismo”.

La concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Molina, Julia Fernández, ha explicado que su departamento ha remitido varios informes tanto a Fiscalía como a la Consejería de Medio Natural sobre esta construcción y, asimismo, también ha abierto un expediente administrativo para la correspondiente sanción urbanística. Según el Plan General de Ordenación Urbana de Molina, las vías pecuarias se consideran suelo no urbanizable de protección específica y dichas obras “son constitutivas de infracción administrativa muy grave”.

Pero la ocupación del Cordel de los Valencianos tiene otros frentes abiertos. Recientemente hubo una sentencia judicial que anulaba el deslinde en una zona donde hay viviendas construidas, en la urbanización Mirador de Agridulce. En su momento, el PGOU aprobado por el Ayuntamiento en 2006 hizo una interpretación libre de algunas vías pecuarias. Y en el caso de la zona residencial se originó un pulso entre Comunidad Autónoma, que rechazaba el deslinde que atraviesa Agridulce, y el Ayuntamiento. La resolución judicial abre nuevos interrogantes, ya que desde Ecologistas en Acción se exige que se inicie un procedimiento de deslinde, pero las casas ya están construidas.

 

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat