El Centro de la Conserva prolonga el ciclo de vida de las aguas residuales procedentes de la industria alimentaria

 En Noticias

El Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTNC), con sede en Molina de Segura, prolonga el ciclo de vida de las aguas residuales procedentes de la industria alimentaria, a través del proyecto ET3OXICLEAN que consiste en la aplicación de tecnologías de oxidación avanzada para el tratamiento de contaminantes específicos presentes en este tipo de aguas.

El objetivo de la investigación es, por un lado, y según explica Sofía Martínez, técnico del departamento de Medioambiente del CTNC, “facilitar el cumplimiento de la normativa en cuanto a la reutilización de aguas residuales depuradas procedentes de la industria agroalimentaria, garantizando su calidad microbiológica y la eliminación de contaminantes emergentes presentes en ellas”.  Por otro, tratar en línea aguas específicas del proceso de producción de estas industrias que incluyen fases de recirculación que son susceptibles de contaminación por pesticidas, para evitar que estos contaminantes puedan comprometer la calidad final del producto comercial.

Para ello, los investigadores del CTNC están evaluando y aplicando dos tecnologías de oxidación avanzada para el tratamiento de estas aguas que son la fotocatálisis y la electro-oxidación. Los resultados obtenidos y las acciones de difusión aumentarán el conocimiento de las empresas agroalimentarias de la región de Murcia en materia de legislación en reutilización de aguas y las consecuencias legislativas y tecnológicas de la nueva reglamentación vigente desde junio de 2023. La investigación también evaluará la viabilidad técnico-económica de estas tecnologías en el tratamiento de aguas residuales que se trasladará a las empresas del sector y a otros actores interesados.

Las soluciones alcanzadas se pondrán a disposición de las empresas que estén reutilizando o quieran reutilizar sus aguas depuradas, de forma que esta información facilitará la adaptación de sus plantas de tratamiento de aguas residuales con tecnologías eficaces y comprobadas para cumplir los nuevos requisitos establecidos.

Sofía Martínez ha puesto en valor el aprovechamiento de aguas residuales en la industria alimentaria, “no solo es una necesidad ambiental, sino también una estrategia inteligente desde el punto de vista empresarial”, ha remarcado Martínez para señalar que “al adoptar prácticas sostenibles en la gestión del agua, las empresas no solo contribuyen a la conservación del medio ambiente, sino que también fortalecen su posición competitiva y cumplen con las expectativas crecientes de los consumidores y reguladores en términos de sostenibilidad”. “La inversión en el aprovechamiento de aguas residuales es, por lo tanto, una inversión en un futuro más sostenible y resiliente”, ha concluido.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat