El artista plástico molinense Rengo es el autor del cartel del 54º Festival Internacional de Teatro de Molina

 En Noticias

El multifacético artista plástico molinense Francisco Peñalver Roda, RENGO, es el autor del cartel anunciador del 54 Festival Internacional de Teatro de Molina de Segura 2023, organizado por el Ayuntamiento de Molina de Segura, y que se desarrollará durante los meses de septiembre y octubre de 2023. El alcalde de la localidad, Eliseo García Cantó, la concejala de Cultura, Soledad Nortes Navarro, el director del Festival de Teatro, Juan Francisco García Saorín, y el propio Rengo, han presentado en rueda de prensa el cartel anunciador, hoy jueves 25 de mayo, en el Salón de Plenos del Consistorio molinense.

Rengo ha realizado la composición Las cuatro graciosas como imagen del cartel anunciador de la 54 edición del Festival Internacional de Teatro de Molina de Segura, que se celebrará del 14 de septiembre al 1 de octubre de 2023. Es la primera vez que el artista molinense realiza el cartel del Festival.

A los dieciséis años ya expuso por primera vez en la Casa de la Cultura de Murcia. Desde entonces, más de cincuenta años de carrera artística contemplan a este molinense poseedor de una cocina creativa y una iconografía muy particular.

Rengo asegura que, cuando le encargaron la realización del cartel, recorrió mentalmente las numerosas ideas que sobrevolaron su prodigiosa cabeza, desechando las caretas venecianas o personajes con ropas raídas, y otras por el estilo porque, según él, eran imágenes demasiado vistas. Sobre la certeza personal de que, en Teatro, está casi todo hecho: Un tal Toni comiéndose una manzana en el escenario, Pepe en el laberinto de una silla, o Albert Vidal en Un monólogo inmóvil y otras, fue dando forma a la idea que finalmente tomó asiento en su cabeza, y transformó en la imagen que ilustra el cartel del Festival.

El artista atesora una dilatada trayectoria de exposiciones en muy diversos lugares y espacios de la geografía nacional, tanto individuales como colectivas. Ha recibido varios premios, pero se siente especialmente orgulloso de las críticas que han recibido sus obras, entre otras las de Carlos Valcárcel en La Hoja del Lunes de Murcia, García Viñolas, José Ballester, Cayetano Molina, Pedro Alberto Cruz, José Hierro, o Cebrián en El País, cuando expuso en una galería madrileña.

Rengo es arte en estado puro, casi febril, apasionado, un punto transgresor, con un enorme bagaje de exposiciones, algunas de ellas junto a consumados maestros, como Párraga o Molina Sánchez. Forma parte de esa feliz generación de artistas plásticos que ha dado Molina de Segura. Pintor, escultor, ceramista, con toques de dramaturgo y de poeta; “Soy un pintor que compone cosas”.

Podría definirse a Rengo como un artista sorprendente, con un marcado descaro narrativo y estético y zoológico.

Siempre se dan cita en sus obras los oleos, esmaltes, lacas y su personal alquimia de “brujerías”, como él llama a los objetos, collages y técnicas que utiliza –ha utilizado siempre- en sus creaciones, y que confieren a las obras de Rengo un sello absoluta y definitivamente personal.

En esta ocasión, Rengo define así su creación para el cartel del Festival de Teatro: “Hay un gato central, elefanta y camaleón con gallo y loro a la derecha, y a la izquierda, liebre y cabra con gato arlequinado, recreando de algún modo las fantasías de El País de las Maravillas y, en el centro, cuatro personajes con sombrero: Las cuatro graciosas. Con agaporni y gnomo sobre sus hombros. Cuatro personajes mujeres, teatrales, virtuosas y felices. Todo ello con telón teatral que envuelve la escena”.

“He realizado esta idea con pintura acrílica y los colores que tenía a mano. Crear este cartel para el Festival de mi pueblo me ha inspirado para, en un futuro, acometer la creación de una obra teatral que titularé como esta composición.

En sus últimas exposiciones, Rengo se ha identificado con el arte clásico y contemporáneo, realizando lo que él llama homenajes a los artistas que han marcado su obra, guiños de complicidad que delatan su pasión por esos pintores, que van desde Velázquez a Pedro Cano, pasando por Miró, Párraga o Molina Sánchez, y los “reinterpreta” a su manera, de la mano de su peculiar y particular sentido del arte, con ese ribete de humor característico en sus pinturas, partiendo de la figuración, con personal estilo (se define a sí mismo como compositor más que como pintor).

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat