Cerca de 5.000 alumnos molinenses se han formado este curso en Educación Vial

 En Noticias

4.700 alumnos y alumnas de Infantil, Primaria y Secundaria han finalizado el curso 2022-2023 de Educación Vial en Molina de Segura. La actividad se inició en octubre de 2022, impartida por agentes de la Policía Local molinense, y ha finalizado este miércoles, 7 de junio, con la entrega de diplomas al alumnado de las etapas de Infantil (5 años), Primaria (1º, 3º, 4º y 5º curso) y Secundaria (3º curso de la ESO), pertenecientes a 27 centros educativos.

La novedad de este año ha sido que la Educación Vial se ha integrado en el currículo escolar en diversas asignaturas, por lo que desde la Unidad de Educación Vial de la Policía Local se han adaptado los contenidos a la nueva Ley de Educación para colaborar de esta manera con los centros escolares. Todo ello con la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico y las concejalías de Policía y Tráfico y Educación del Ayuntamiento molinense. Se ha pretendido, así, dar un fuerte impulso a la educación vial para llegar a un tipo de movilidad que sea sana, segura y sostenible. De esta manera, se podrá acercar a una movilidad asociada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, tal como establece la Estrategia de Seguridad Vial 2030 en una de sus 9 áreas, más concretamente en la de Personas formadas y capaces, se reconoce la importancia de introducir la educación vial en la Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato. Alberto Menchón, subjefe de la Jefatura Provincial de Tráfico, ha estado presente en la entrega de diplomas al alumnado molinense.

 

Además de las clases prácticas, realizadas en el Centro de Educación Vial, anteriormente se han realizado las clases teóricas en los centros escolares, dando este año una gran importancia a las explicaciones sobre la utilización, uso y normas de seguridad de los vehículos de movilidad personal y patinetes eléctricos, ya que la accidentalidad con este tipo de vehículos se ha ido incrementando notablemente en los últimos años. Para ello, además de las indicadas clases, se ha repartido a cada uno de los alumnos una hoja explicativa de la Dirección General de Tráfico sobre el uso de estos vehículos para que, con la colaboración de los docentes, dicha información llegue a cada uno de los padres y madres de todos los alumnos, que son la principal referencia vial de los niños.

La concejala de Seguridad Ciudadana en funciones Julia Fernández Castro ha invitado al alumnado a hacer extensible lo aprendido durante el curso a su entorno más cercano para que «cada vez que salgamos a la calle, como peatones o conductores de algún vehículo, lo hagamos de la forma más segura» afirmaba.

 

Se ha colaborado también con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia en la impartición de las charlas sobre los Sistemas de Retención Infantil, dirigidas a mujeres embarazadas, dentro de los centros de salud del municipio, siendo este el inicio de la presencia de la Educación Vial a lo largo de toda la vida de cada persona.

Este año se han cumplido las expectativas para alcanzar uno de los objetivos de la nueva Ley de Educación, que es desarrollar hábitos cotidianos de movilidad activa autónoma saludable y sostenible, fomentando la Educación Vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención
de los accidentes de tráfico.

Un curso el de Educación Vial en el que además de aprender a ser peatones y conductores responsables «el alumnado ha adquirido valores de respecto, convivencia y conciencia social», remarcaba el alcalde en funciones Eliseo García Canto.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat