Tres de los cinco alcaldes de Molina elegidos en democracia han renunciado antes de agotar sus mandatos

 En Noticias

Además de Esther Clavero, Eduardo Contreras (PP) dimitió en 2016 y Andrés Palazón (PSOE) también se marchó antes de tiempo en 1994. 

La sustitución de Esther Clavero por Eliseo García al frente de la alcaldía antes de agotar el presente mandato no es algo nuevo en Molina de Segura, ya que existen otros precedentes. Tres de los cinco alcaldes elegidos en comicios municipales en época democrática han abandonado su cargo antes de tiempo en el Ayuntamiento molinense. Tan sólo Francisco Vivas Palazón (1979-1983) y Fulgencio Puche Oliva (dos elecciones entre 1983 y 1991) han agotado las respectivas legislaturas para las que fueron elegidos como regidores municipales.

El primero en renunciar a su acta antes de agotarse su mandato fue el socialista Andrés Palazón. Su partido gobernó en coalición con CDS entre 1991 y 1995, pero Palazón se marchó un año antes de las siguientes elecciones. Los tiempos convulsos de la crisis del sector conservero tuvieron su fiel reflejo en la institución municipal, hasta tal punto que la tensión política, social y económica que había en Molina terminó decantando la salida del tercer alcalde socialista.

El médico José Cruzado fue elegido para reemplazar a Palazón durante el último año, hasta que en 1995 hubo nuevas elecciones que ganó el PP por mayoría absoluta. El popular Eduardo Contreras fue la máxima autoridad municipal durante cinco legislaturas, en las que su partido obtuvo continuas mayorías absolutas, pero en 2015 hubo un punto de inflexión que tuvo notables repercusiones.

Los populares perdieron seis representantes en los comicios celebrados hace seis años, pasando de los 15 que tenía a tan solo 9 concejales. El PP fue la fuerza más votada, pero estaba en minoría y necesitaba los apoyos del partido Cs para la gobernabilidad. Los ediles del partido naranja se abstuvieron y permitieron que Contreras fuera elegido alcalde al liderar la lista más votada.

Contreras renuncia

Así pudo gobernar unos cuantos meses hasta que los partidos de la oposición comenzaron a pedir incesantemente la dimisión de Contreras por estar inmerso en varios procesos judiciales. La situación se tornó insostenible y el alcalde más longevo de Molina de Segura presentó su renuncia en marzo de 2016, tres años antes de que acabara la legislatura.

La sorpresa llegaría unos días después. Todo apuntaba a que la concejala elegida para suceder a Contreras, Sonia Carrillo, tomaría la vara de mando de la institución municipal al presuponerse que la votación del 29 de marzo de 2016 sería similar, es decir, se esperaba la abstención de los cinco ediles de Cs. Pero no fue así. Contra todo pronóstico, el partido liderado por Estanislao Vidal, en contra de las indicaciones de su dirección regional y nacional, optó por apoyar a la socialista Esther Clavero que, con 16 votos, se convirtió en la primera mujer en ser alcaldesa de Molina de Segura.

Contreras se convertía en el segundo alcalde de la democracia en marcharse antes de acabar su mandato; por su parte, los cinco ediles de Cs fueron expulsados y continuaron como concejales no adscritos y, mientras tanto, Clavero comenzó a gobernar con el apoyo de los once concejales que sumaban PSOE, Podemos e IU, a los que posteriormente se adhirieron dos de los cinco ediles no adscritos.

El pueblo de Molina valoró bien su gestión y prueba de ello es que el PSOE duplicó su representación en las elecciones de 2019, pasando de 6 a 12 concejales, a tan sólo uno de la mayoría absoluta que le proporciona el edil de Podemos Equo.

Cuando aún quedan más de dos años para acabar la presente legislatura, Esther Clavero se vio obligada a dimitir por vacunarse contra la Covid 19 antes de que le correspondiera, según los protocolos sanitarios. La presión política fue determinante, sobre todo la ejercida por su propio partido, que ordenaba la salida de todos los cargos socialistas que se hubieran vacunado indebidamente.

La renuncia se materializó el pasado 25 de enero y con ella se marcharon otras dos concejalas del PSOE, Fuensanta Martínez y Sandra Díez. La lista del PSOE ha corrido tres puestos y Eliseo García ha sido el elegido para dirigir el Ayuntamiento hasta 2023. Se convertirá en el sexto alcaldes socialista, séptimo en el cómputo total de regidores locales que ha tenido el Ayuntamiento de Molina de Segura desde 1979.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat