Una pediatra en París. Hablamos con la molinense Irene Jiménez

 En

Francia es uno de los países europeos junto con España, Italia y Reino Unido con mayores casos de contagios y fallecimientos por Coronavirus. En el país galo ya se contabilizan más de 182.000 casos y 28.000 fallecidos por COVID-19 desde el inicio de la pandemia. Aunque con datos similares con respecto a nuestro país, en Francia el confinamiento y el proceso de desescalada están siendo diferentes, como nos cuenta Irene Jiménez, una pediatra molinense que trabaja en el Instituto Curie de París, un hospital y centro de investigación oncológico. En la capital francesa, uno de los lugares con mayores focos de todo el país, no se ha prohibido en ningún momento salir a la calle para pasear o hacer deporte y, ahora, en el proceso de vuelta a la normalidad, muchos centros educativos han reabierto, especialmente en las regiones menos afectadas, pero también en París donde los centros educativos acogen a los hijos e hijas de profesionales de sectores esenciales. Es el caso de Irene y su pareja, enfermero en otro hospital parisino, que han podido llevar a sus dos hijas a la guardería,  «de otra forma hubiera sido imposible porque ninguno de los dos podemos teletrabajar» señala Irene.

El hospital donde trabaja esta pediatra molinense ha estado libre de Coronavirus por el riesgo que podría suponer para los pacientes oncológicos. En el centro donde trabaja su pareja sí ha habido una alta ocupación de pacientes con Coronavirus pero, incluso en los puntos más altos de la curva, las UCIs no han llegado a estar tan saturadas como en la comunidad de Madrid, por ejemplo, y tampoco ha habido tanta escasez, como en España, de medios de protección individual. Sobre el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social y uso de mascarillas en la vía pública de París, Irene considera que varía mucho en función de cada distrito parisino. Tiene la sensación de que en los distritos más populares y poblados como en el que vive Irene, el distrito 19, las recomendaciones sanitarias no se están cumpliendo. Ahora que por fin se ha abierto la veda a la llegada de turistas a España a partir del 1 de julio, Irene ya ha comprado los billetes para visitar este verano a su familia en su cuidad natal, Molina de Segura.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat