Los hosteleros están hartos: «Basta ya de tanta normativa para asfixiar al sector», afirman en Molina

 En

El desánimo está haciendo mella en la hostelería de Molina de Segura. Los representantes del sector afirman que se sienten desamparados ante los continuos cierres de bares y restaurantes. Maite Meneses, portavoz de la Asociación Gastronómica de Molina, augura que más del treinta por ciento podrían cerrar definitivamente porque la mayoría de locales están en coma y abocados a la ruina.

Maite aclara durante una entrevista con Radio Compañía las ayudas que han recibido por parte de las diversas administraciones, escasas a todas luces para amortiguar las pérdidas ocasionadas durante el último año. Y manifiesta una vez más sus críticas hacia las autoridades sanitarias y políticas que siguen responsabilizando a la hostelería de los males de la pandemia. «No somos los responsables de los contagios», remarca.  Y acusa a la administración de asfixiar al sector con la imposición de nuevas normas.

Asimismo, durante esta jornada de jueves los hosteleros molinenses han ido recabando información acerca de la plataforma nacional que se ha constituido para presentar una demanda contra el Gobierno central y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Según Maite, algunos se están planteando adherirse a dicho colectivos, que engloba a más de 700 empresarios del sector a nivel nacional.

La hostelería, uno de los sectores más vapuleados por la pandemia, prepara ya su batalla judicial. Cientos de propietarios de bares, restaurantes y cafeterías, entre ellos algunos murcianos, se están agrupando estos días en torno a una plataforma nacional –La hostelería es de todos– para demandar al Gobierno central. El objetivo de este grupo es reclamar una indemnización a la Administración por las pérdidas sufridas desde la declaración del primer estado de alarma, el 14 de marzo de 2020.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat