El mercado se adapta al COVID19

 En

Los pequeños establecimientos están empezando a abrir sus puertas y hay quienes se plantean que solo con citas previas, limitando el aforo o guardando las distancias no van a poder atender a sus clientes con todas las garantías. Especialmente, aquellos negocios donde la cercanía con el cliente es necesaria como las clínicas de fisioterapia, las clínicas dentales o cualquier negocio de estética, por poner algunos ejemplos. Para estos profesionales es difícil guardar las distancias y, como se suele decir: toda precaución podría parecer poca.

Ante esta inminente necesidad, ya hay empresas que han abierto nuevas líneas de negocio o adaptado sus productos a las nuevas demandas postcovid. Una de ellas es la empresa valenciana de ventilación Casals cuyos técnicos han trabajado los 7 días de la semana durante esta crisis para ultimar un producto que se suma a la lucha contra el Coronavirus. Se trata de un purificador de aire que, entre otras propiedades, retiene el virus COVID-19 y que asegura un aire libre de partículas dañinas para nuestro organismo.  «Este producto si lo montas en una oficina, por ejemplo, lo que hace el equipo es filtrar continuamente el aire del local, limpiándolo. Funciona con un filtro H14 y un prefiltro G4. Como los que se utilizan en los quirófanos» nos explica Diego Friggeri, responsable de ventas del Levante Sur de la empresa. A diferencia del ozono, una práctica de desinfección que ha resonado en las últimas semanas y que funciona por reacción química, el producto de Casals lo hacer por filtración. Diego, además, insiste en las diferencias. «No está demostrado que el ozono funcione contra el COVID. Además de los riesgos de salud que entraña para las personas. Hay que tener mucho cuidado con las concentraciones de ozono. Algo que ya ha advertido también el Ministerio de Sanidad» apunta.

Su producto ya está en fase de fabricación y calculan que en unos 10 días estará listo para su suministro. Aunque piden algo de paciencia debido a los muchos pedidos que les están llegando. Desde Casals creen que este virus lo va a cambiar todo y, por eso, esta nueva línea de negocio que abren ahora no es cortoplazista, «lamentablemente el virus viene para quedarse y pensamos que todos los negocios que estén abiertos van a tener que implantar algún sistema para garantizar la seguridad de las personas que estén dentro. Sobre todo, los locales cerrados y que no pueden ventilar de forma natural» sostiene Diego. Su producto cuya eficacia, aseguran, es del 99,99%, es parte de otros sistemas en los que ya están trabajando en Casals para locales con conductos más grandes.

 

En Molina de Segura encontramos un negocio que ya se está planteando adquirir un producto como el que produce Casals. Es el centro láser Reme Aguilar. Llevan abiertos desde este lunes y aunque han extremado las precauciones no descartan dar un paso más.  Utilizan una alfombra para desinfectar los zapatos de los clientes, ponen a su disposición un gel de desinfección de manos y todas las profesionales del centro trabajan con mascarilla. También se encargan de desinfectar por cada cliente que entra en una sala, todos los utilensilios, manillares y camillas. Pese a todo, este virus es algo escapista y se plantean adquirir un purificador de aire porque, como nos cuentan, «queremos lo mejor para nuestros clientes» señala Reme Aguilar, la dueña del local.

 

19Reme Aguilar, del centro láser Reme Aguilar en Molina de Segura

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat