A pesar de que el Real Decreto se lo permite, este autónomo tampoco puede seguir trabajando

 En

Jose Manuel L.V. es un transportista valenciano al que el decreto del estado de alarma le ha impedido seguir saliendo a la carretera. La situación de Jose Manuel es como la de muchos otros autónomos. A pesar de que el último Real Decreto le permite trabajar, la paralización de otros sectores productivos le ha abocado al cese de su actividad. Jose Manuel trabaja como transportista para Air-Nostrum Regional, una compañía aerea con sede en la Comunidad Valenciana, suministrando material a los aeropuertos. Desde que se decretara el estado de alarma le han cancelado todos los servicios previstos, hasta nueva orden. A pesar de ello, él sigue pagando, <<he pagado ya el primer trimestre por los módulos que tengo que hacer al año, la cuota de autónomo, la letra del transporte con el que trabajo y el seguro>> nos cuenta. Unos gastos que rondan los 3000 euros que no va a poder recuperar porque ha dejado de generar ingresos.

A pesar de las perdidas, Jose Manuel no cree que se vaya a acoger a ninguna ayuda económica anunciada por el gobierno central. Durante el mes de marzo, cuando todavía podía trabajar con normalidad, supero en un 5% la actividad para poder acogerse a la ayuda. Y para el mes de abril tampoco lo tiene claro, <<las ayudas son miserables… no dejas de pagar, solo te ofrecen una moratoria. He sacado las cuentas y me sale de beneficio solo 88,70 euros y, con eso, creo que una familia no come. Solo es un parche pero nada más>>. Si algo le hace no perder los nervios frente a la falta de ingresos actuales es la esperanza de que esta situación no afecte a su trabajo a largo plazo, <<en el momento en el que el tráfico aéreo se restablezca al cien por cien, creo que empezaremos a trabajar como hemos hecho hasta ahora>>.

Su vida laboral no ha sido la única afectada por esta situación. También ha cambiado su vida en el ámbito personal. Este trabajador que cubre habitualmente la ruta Almería-Málaga realiza siempre una parada en Molina de Segura para repostar y poder visitar a su pareja que es molinense. Aquí le pilló la orden de confinamiento así que está pasando sus días confinado en casa de su pareja, en Molina de Segura. No quiere volver a su residencia habitual porque allí vive también su madre, una mujer mayor para la que su vuelta podría suponer un riesgo.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat