Esto es un texto alternativo si no se muestra el objeto de Flash
Esto es un texto alternativo si no se muestra el objeto de Flash
Login
Password

Recordar clave

15/03/2017    

LOS VECINOS DE LA HUERTA DE MOLINA RECLAMAN SOLUCIONES AL PROBLEMA DE LAS INUNDACIONES



Archivos adjuntos
Fuensanta Martínez Jiménez, concejala de Vía Pública. Entrevista


Los vecinos de la huerta de Molina han creado una plataforma para exigir soluciones al problema de las inundaciones. Más de una veintena de casas quedaron anegadas el lunes y la carretera de la huerta volvió a cortarse. Por otro lado, un muro de contención situado junto a un centro comercial de La Alcayna se ha declarado en ruinas y ahora se actúa con urgencia para asegurarlo y evitar que ceda la calle anexa al mismo.

Tres meses después, la historia se repite. Más de una veintena de vecinos de Huerta Arriba y Huerta Abajo sufrieron inundaciones en sus viviendas, como ocurrió el pasado mes de diciembre cuando también llovió de forma torrencial. La suma de los daños es cuantiosa y los propietarios están hartos y desconcertados porque, después de muchos años residiendo en sus casas de huerta, no terminan de entender porqué ahora las consecuencias son más graves.

María Eugenia, una de las residentes afectadas, indica  que lleva dieciséis años viviendo en la zona y nunca había ocurrido algo parecido, por lo que exige soluciones a la administración competente. Varios vecinos denuncian que sus lavadoras y frigoríficos se han estropeado por la entrada del agua, otros han visto como sus coches particulares se han averiado por la lluvia, y varias viviendas han quedado anegadas, hasta el punto de que se hacía aconsejable desalojarlas.
Pero los vecinos no quieren irse porque no saben cuándo podrán volver. Ya ocurrió hace tres meses.

La propia María Eugenia tuvo que abandonar su casa y no pudo regresar hasta pasados tres días. Efectivos de Protección Civil, Policía Local y la brigada municipal de servicios estuvieron pendientes toda la noche del lunes para velar por la seguridad de los vecinos.

Los vecinos se han constituido en plataforma para exigir soluciones y demandan una reunión urgente con todas las concejalías implicadas para actuar lo antes posible y así evitar nuevos episodios que pueden derivar en consecuencias más graves.

“En algunas casas hay personas mayores impedidas que apenas pueden salir”, advierte María Eugenia. La mujer no disimula su desesperación porque, tras ver cómo se inunda nuevamente su casa, tiene que lidiar otra vez con el consorcio de seguros que, según explica, le pone muchas trabas y prueba de ello es que todavía no le han pagado la avería de su vehículo, ocurrida tras las lluvias de hace tres meses.
 
En aquel entonces se mantuvieron varias reuniones para buscar soluciones, pero no terminan de convencer a los vecinos. La concejal de Vía Pública y Obras Municipales, Fuensanta Martínez, explica que en la zona de la huerta y en la rambla de Cañada Morcillo han tenido lugar diversas actuaciones en los últimos años que han agravado la situación. Por un lado, se ha producido el entubamiento de las acequias Mayor y Subirana; además, se han construido nuevas edificaciones en la huerta y se conforman diques de contención que provocan un retranqueo del agua.

¿Solución? Martínez ya informó a los vecinos que una alternativa –planteada también a la Dirección General del Agua- sería construir un colector que recoja el agua de las acequias y la conduzca hacia el río Segura. También se han planteado acometer actuaciones en el cauce de la rambla.

A todo ello se suman las quejas de los empresarios y trabajadores de los polígonos La Serreta y El Tapiado, en el entorno de la Ciudad del Transporte, que denuncian que en los últimos meses no se puede transitar. La concejal de Vía Pública recuerda que la comunicación entre ambos polígonos es una rambla y debido a la acumulación de maleza el agua se estanca. Pese a que la competencia es de la Confederación Hidrográfica del Segura, el Ayuntamiento y la empresa Sercomosa han acometido varias limpiezas en la zona, la última hace cinco días, pero ha vuelto a inundarse la zona a raíz de las intensas precipitaciones del lunes. Está en estudio, según avanza Martínez, la construcción de un puente o pasarela para comunicar los dos polígonos y así sortear el tramo más peligroso de Cañada Morcillo.

Muro en ruinas

Por otro lado, el Ayuntamiento abrió un expediente extraordinario para solucionar de forma urgente el problema ocasionado por el derrumbe de un muro en las inmediaciones de un supermercado en la urbanización La Alcayna, que se ha declarado en ruinas. Aunque luego se ha demolido parte del muro, hay una zona volátil que entraña un riesgo mayor porque podría ceder la calle Río Chicamo hacia el centro comercial, según la edil de Vía Pública. Por ello, han ordenado una actuación urgente para asegurar la zona y acabar los trabajos entre hoy y mañana.

Martínez recuerda que, desde 2015, había un expediente relativo a dicho muro de contención porque, al parecer, se encontraba en mal estado y entrañaba riesgo de caída, como finalmente ha sucedido, causando daños materiales a tres vehículos que estaban estacionados en la zona.

A todos estos problemas se suman los cortes de luz de varias horas –desde las 16 a las 21 horas en muchos casos- que sufrieron muchos vecinos de los barrios San Roque, San Miguel, El Carmen, Centro y la pedanía de Los Valientes, provocados por la lluvias y las fuertes rachas de viento, según la explicación ofrecida por la compañía eléctrica Iberdrola al Ayuntamiento.

Esta web ha sido realizada como una actuación del proyecto Molina Digital. Todos los derechos reservados.