Molina solo registra 42 casos activos de Covid-19 pero el riesgo de contagio sigue siendo medio y alto

 En Noticias

Los datos de incidencia del COVID-19 en Molina de Segura continúan mejorando y el número de casos activos baja hasta 42. La alcaldesa, Esther Clavero, ha explicado que a fecha de este miércoles el municipio tenía una incidencia acumulada en los últimos 7 días de 62,6 casos por 100.000 habitantes.

El descenso también ha sido muy significativo en la Incidencia Acumulada en catorce días. El miércoles de la semana pasada estaba en 230,9 casos por 100.000 habitantes. Una semana después ese dato era de 147,4, es decir, 83,5 menos. En lo que llevamos de esta segunda ola el acumulado de casos es de 2.489. El incremento, en una semana, ha sido de 48 PCR positivas, lo que supone una media de casi 7 casos diarios. Hace tres semanas esa media diaria era de 41 casos.

Por zonas básicas de salud, los datos también alientan al optimismo. Así, la Incidencia Acumulada en catorce días en la Zona Sur baja hasta los 299,2 casos, en la Zona Norte esa incidencia es de 122,7 y en la Zona Este de 46,2.

“Todos estos datos –señala la alcaldesa- nos sitúan en niveles similares a los que teníamos en la primera semana de agosto, antes de que volviera a dispararse la curva, algo que nos lleva a pensar que, si nos distraemos en el cumplimiento de las medidas de seguridad, higiene y distanciamiento social, estaremos abonando el terreno para una tercera ola en pocas semanas. Por eso, a las puertas de la Navidad se vuelve necesario hacer un llamamiento a la responsabilidad individual y colectiva”.

Según ha recordado Esther Clavero, “debemos tener muy presente que el nivel de alerta sanitario de la Región de Murcia es actualmente extremo. La Comunidad está en Fase II de riesgo asistencial, al presentar una cifra de ingresos medios hospitalarios en los últimos siete días mayor a 400. El nivel de transmisión del virus en Molina de Segura, y el consiguiente riesgo de contagio, atendiendo a la Incidencia Acumulada en los últimos siete y catorce días, es medio/alto, y solo pasaremos a un nivel bajo cuando la Incidencia Acumulada semanal esté por debajo de los 75 casos y la correspondiente a catorce días por debajo de 50 casos”.

 

Noviembre doloroso
“El mes de noviembre que acabamos de dejar atrás -ha señalado la Alcaldesa- ha sido sin duda el más duro y doloroso que hemos vivido en nuestra localidad desde que se declaró la pandemia por COVID-19. Un mes con cerca de 590 PCR positivas, con momentos en los que la Incidencia Acumulada en 14 días ha llegado a superar los 800 casos. Pero lo más grave y doloroso en noviembre ha sido el hecho de llegar a contabilizar la muerte de 29 personas, 29 vidas truncadas, una tragedia que sigue siendo difícil de asumir. Todas las medidas adoptadas en el último mes han supuesto y siguen suponiendo un gran sacrificio para toda la ciudadanía, pero a la vez también nos están ayudando, gracias a la implicación incondicional de la mayor parte de nuestra sociedad, a ver un rayo de luz al final de este largo túnel que empieza a ganar luminosidad con el anuncio de que 2021 comenzará con la administración de las vacunas”.

“Reconozco que uno de los momentos más satisfactorios de estas últimas semanas es cuando, cada día, los técnicos municipales de Salud me facilitan los datos de contagios e incidencia, unas cifras que me ayudan a ver cómo, jornada tras jornada, nos alejamos de los peores datos de noviembre y nos vamos acercando a unos niveles que nos sitúan en clara recuperación”.

 

Medidas y normas
En los municipios murcianos como el molinense, que están en un nivel medio/alto, se aplican las siguientes medidas y recomendaciones específicas:

– En velatorios y entierros, el aforo está limitado al 50 por ciento, con un máximo de 15 personas en espacios cerrados y de 25 en espacios abiertos.

– En las celebraciones nupciales y otras celebraciones religiosas y civiles, no se podrá superar el 50 por ciento en aforos cerrados, con un máximo de 30 personas. Durante todo el evento se deberá permanecer sentado.

– Permanece suspendida la actividad de discotecas, salas de bailes, karaoke, pubs y bares de copas, tanto en espacios abiertos como en el interior. Igualmente está suspendida la actividad de prostíbulos y clubes de alterne.

– Las personas de diferentes grupos de convivencia no pueden pernoctar en la misma estancia.

– Los parques, jardines y espacios de uso público similares están abiertos hasta las siete de la tarde y se hace obligatorio durante su estancia en ellos mantener las medidas de distanciamiento físico e higiene. Las zonas de recreo infantiles y las instalaciones deportivas en parques y jardines permanecen clausuradas.

– Los bares y restaurantes pueden prestar servicios de hostelería solo en terrazas exteriores con un nivel de ocupación del 100 por 100. En el interior de los locales no está permitida la prestación de este servicio. Estos establecimientos sí pueden preparar comida para llevar o recoger en el local.

“Además, debemos insistir en las recomendaciones generales que han establecido las autoridades sanitarias y que pasan necesariamente por procurar limitar al máximo los contactos sociales fuera de los grupos de convivencia, evitar los espacios cerrados, así como aquellos ambientes en los que se desarrollen actividades que sean incompatibles con el uso de la mascarilla o en los que exista una gran afluencia de personas”, indica Clavero.

También continúa vigente la prohibición de comer y beber en espacios públicos no pertenecientes a establecimientos de hostelería. No está permitido el consumo de alcohol en la vía pública, así como la realización de botellones, fiestas espontáneas y, en general, cualquier actividad no regulada en espacios públicos o privados, que implique aglomeraciones y no sean previamente autorizadas.

Otra prohibición vigente es la de no fumar en la vía pública o espacios al aire libre cuando no se pueda respetar la distancia de seguridad mínima interpersonal de 2 metros. Esta limitación se aplica también en las terrazas de bares y restaurantes.

 

“La crisis sanitaria en la que estamos inmersos está siendo, sin duda, un desafío global para el conjunto de la sociedad que está poniendo a prueba, no solo nuestro sistema sanitario y económico, sino también a las diversas administraciones, los servicios de emergencia, los recursos de atención social y los cuerpos de seguridad. El esfuerzo colectivo, el civismo social y los sacrificios de la inmensa mayoría de nuestra ciudadanía debe mantenerse e incluso redoblarse, porque ésa sigue siendo la mejor herramienta con la que contamos para parar la expansión del virus. No debemos relajarnos por positivos que sean los indicadores, cualquier descuido, lo sabemos por experiencia, nos saldrá muy caro”, concluye la Alcaldesa.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat