Molina está en alerta baja con sólo 26 casos activos de coronavirus, pero las restricciones sanitarias son las mismas

 En Noticias

El alcalde de Molina, Eliseo García Cantó, está “en completo desacuerdo” con la política de restricciones que impone la Comunidad Autónoma, ya que “nos pone a la par que al resto, sobre todo en restricciones a la hostelería, pese a estar en una de las mejores situaciones sanitarias”. Molina de Segura tenía 26 casos activos el miércoles, un 55% menos que la semana anterior, y la incidencia acumulada en catorce días se sitúa en 32 casos por cada 100.000 habitantes.

El regidor molinense afirma que “desde un principio no se ha hecho cirugía fina, sino trazos gordos, es decir, cuando suben los contagios se cierra todo y a la hora de abrir se hace para salvar la Navidad o ahora la Semana Santa”. A su juicio, “no se han tenido en cuenta los datos de Molina”. Considera que el municipio puede asumir más flexibilidad en la hostelería, tal y como indicaba la orden del pasado mes de diciembre. “El municipio ha hecho un esfuerzo y los ciudadanos merecen una recompensa; si luego la situación empeora, ya se dará marcha atrás”, apostilla.

Además, el alcalde advierte que estar en riesgo bajo puede resultar paradójico. “Es un peligro porque en cualquier momento se puede producir un aumento y tener que volver a cerrar”, opina. Por ello defiende que se mantengan los parámetros sanitarios que se estaban estableciendo antes de cambiar los criterios la Consejería de Salud, que penaliza a aquellas localidades que experimentan un aumento del 80% de casos en una semana.

 

García Cantó indica que Molina ha hecho un esfuerzo muy grande por parte de la ciudadanía molinense y prueba de ello es que “dos de las tres zonas de salud, Norte y Este, están por debajo de los 25 casos por cada 100.000 habitantes que se marcaba como reto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuando se decretó el segundo estado de alarma”. La incidencia acumulada más alta la tiene la zona Sur, con 36,8 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días, y 59,8 casos en las dos últimas semanas. Esa incidencia es de 4,5 y 22,7 en la zona Norte y de 7,1 y 10,7 en la zona Este.

 

Riesgo bajo
En la comparecencia que realiza los jueves para actualizar los datos de la pandemia en Molina, García Cantó ha informado que “el número de casos activos sigue disminuyendo en nuestro municipio, día a día, y los datos de contagios e incidencia acumulada continúan siendo alentadores. No vivíamos momentos como éstos desde principios de agosto. El nivel de transmisión de los contagios descendió el pasado lunes a baja, en un escenario regional de Fase 1 de Riesgo Asistencial, similar al que teníamos el pasado mes de diciembre”. La alerta municipal, según la Orden de la Consejería de Salud en la que se hace público el nivel de alerta sanitaria en cada uno de los 45 municipios de la Región, ha pasado de extremo a bajo.

En la última semana, en Molina de Segura se ha registrado una defunción. “Desde el inicio de la pandemia han muerto en la localidad 72 personas, un número difícil de asumir por la tragedia familiar que supone y el dolor colectivo que nos genera”, lamenta el alcalde.

 

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat