Los vecinos del barrio de El Carmen piden un cambio de ubicación del mercado semanal

 En Noticias

El mercado semanal del barrio de El Carmen se reabrió este martes tras casi dos meses de suspensión por la pandemia del COVID-19. Con la reapertura, se han levantado viejas ampollas entre los residentes de este barrio molinense que solicitan al Ayuntamiento un cambio de ubicación motivado por las molestias que les está generando el mercado a los vecinos de la calle Pedro Écija y de las calles colindantes. El mercado del barrio de El Carmen es un mercado tradicional que lleva en funcionamiento casi 30 años. No obstante, los vecinos consideran que su ubicación actual ha dejado de tener sentido. <<La calle del mercado es ya una calle residencial y el trasiego de camiones colapsa una parte del barrio>> explica Blas Vicente Beltrán, presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de El Carmen, que nos cuenta que ya han tenido algún incidente con un ambulancia que no pudo entrar a la zona en un día de mercado. Pero Blas, apunta, que no solo se trata del martes, las molestias empiezan el día anterior, de madrugada, con los camiones, y se prolongan hasta el martes por la tarde cuando se acaba de desmontar el mercado. Los vecinos no pueden descansar y les está afectando psicológicamente. Señalan también problemas de salubridad. Al tratarse de un mercado de alimentación, la suciedad que se queda en la calle tras el mercado es más que evidente para los vecinos, <<Es la calle más sucia y deteriorada de toda Molina>> afirma Blas que habla de la proliferación de cucharas y otros insectos y del deterioro incluso de las fachadas. Desde la Asociación de Vecinos quieren dejar claro que en ningún momento piden que el mercado se suspenda, tan solo solicitan su traslado a una ubicación más razonable, <<estamos muy a favor del mercado local y de cercanía y no queremos que esto vaya en detrimento de la actividad económica de los comerciantes pero necesitamos una solución a este malestar crónico entre los vecinos>>.

Desde la Asociación proponen dos ubicaciones alternativas para el mercado. Una de ellas es la Rambla de los Calderones, una alternativa viable logísticamente pero que alberga otras cuestiones a estudiar como la cercanía con dos centros educativos y con los solares adyacentes que son de propiedad particular. Otra de las alternativas que proponen es el parque Enrique Riquelme, con espacio suficiente para montar el mercado aunque con dificultades en el acceso que requerirían reformas. <<Es una cuestión de estudiar todas las posibilidades y de dar una solución conjunta entre los vecinos y todas las Concejalías implicadas>> sostiene Blas. Los vecinos reconocen las dificultades que puede entrañan un cambio de ubicación pero no quieren cesar en su intento, <<Antiguamente el gran mercado de Molina estaba situado en el Paseo Rosales, se quitó de allí porque se considero que no era adecuado para albergar un mercado de tal envergadura. Pues lo mismo pasa con el mercado del Carmen. Está ubicado en una calle residencial donde tenemos tiendas, los vecinos tienen sus cocheras y la calle está superpoblada>>. Todas las quejas que expone el presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de El Carmen las trasladará detallada y formalmente al Ayuntamiento esta misma semana acompañadas de 5 folios que contienen cerca de 200 firmas de vecinos y vecinas.

Blas Vicente Beltrán, presidente de la Asociación de Vecinos del barrio de El Carmen.

 

Desde la Concejalía de Mercados, su Concejala, Fuensanta Martínez, reconoce que, efectivamente, es un problema que viene de largo. En la última reunión que mantuvo con los vecinos, les pidió que trasladarán sus propuestas a la Concejalía de Participación Ciudadana para que a través de las juntas de zona se debatiera la propuesta y se estudiara junto con la Concejalía otras posibles ubicaciones. También es algo que atañe a la Concejalía de Seguridad Ciudadana que es la encargada de garantizar la seguridad vial de otras posibles ubicaciones. << Somos conscientes de que con los mercados causamos problemas de aparcamiento a los vecinos pero si no el mercado tendría que desaparecer. Cualquier cosa que se haga en la vía pública (mercados, terrazas, eventos…) tiene sus detractores y sus usuarios que quieren que siga manteniéndose >> afirma Fuensanta. Desde la Concejalía de mercados y vía pública, asegura, están dispuestos a estudiar un posible traslado del mercado junto con los vecinos y otras concejalías competentes.

Fuensanta Martínez, Concejala de Vía Pública y Mercados.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat