EL AYUNTAMIENTO APORTA 40.000 EUROS A PROYECTO HOMBRE Y JESÚS ABANDONADO

 En Noticias

El Ayuntamiento de Molina mantiene los convenios con dos organizaciones sociales que operan a nivel regional, Proyecto Hombre y Jesús Abandonado, con el objetivo “no dejar a nadie atrás”, según remarcó la alcaldesa, Esther Clavero, durante la presentación de ambos acuerdos. La regidora puso el énfasis en que la Concejalía de Bienestar Social está siendo de las más activas durante la pandemia. “La maquinaria administrativa no ha dejado de funcionar para atender necesidades sociales, pese al confinamiento”, ha señalado.

El concejal de Bienestar Social, Ángel Navarro, explicó que con la Fundación Solidaridad y Reinserción Proyecto Hombre el Consistorio mantiene un convenio que cuenta con una aportación municipal de 34.000 euros. El dinero se destina al desarrollo de un proyecto terapéutico de atención a la población del municipio que demande tratamiento por cualquier tipo de adicciones, tanto a sustancias tóxicas como a otras dependencias.

El edil informó que en 2019 dicha fundación atendió a más de 40 personas de la localidad, la mayoría jóvenes con adicciones a ludopatías. A través del referido proyecto son atendidas las personas residentes en Molina y sus familiares que soliciten algún tratamiento y sin coste económico. La media de edad de las personas atendidas es de 35 y 40 años. Además, el convenio contempla una serie de actividades de prevención de drogodependencias.

Por otro lado, el acuerdo suscrito con la Fundación Patronato Jesús Abandonado está dotado con una subvención municipal de 6.500 euros. En este caso, la finalidad es prestar apoyo económico a una entidad social que desarrolla un proyecto de actuaciones relativas a mejorar la calidad de vida de personas que están en situación de exclusión social y que son derivadas por los técnicos de la Concejalía de Bienestar Social por estar en situación de vulnerabilidad.

Ángel Navarro ha indicado que el pasado año Jesús Abandonado atendió a 37 personas de Molina de Segura, la mayoría hombres. La fundación atiende a personas mayores de 18 años en situación de exclusión social, sin techo, sin recursos económicos y en soledad.

A nivel regional, Jesús Abandonado atendió en sus diferentes servicios a 2.696 personas, de las que 2.387 eran hombres y 309 mujeres. La franja de edad se sitúa entre 31 y 65 años, en su mayoría.

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat