Desde la Asociación DISMO se pide solidaridad para las personas con necesidades especiales que tienen que salir a la calle como medida terapéutica y no por capricho

 En Noticias, Sin categoría

Ramón García Soler – Presidente de DISMO

 

Continúa el periodo de confinamiento como medida de prevención de la expansión del COVID-19, y algunos de los colectivos que más lo están sufriendo son aquellos con unas necesidades especiales.

Hablamos con Ramón García Soler, presidente de la Asociación DISMO que trabaja para prestar servicios a personas con discapacidad física, intelectual y/o enfermedades raras. El centro de día actualmente permanece cerrado, cumpliendo con las normas del estado de alarma, pero manteniendo el contacto con los usuarios a través de la vía telefónica.

Por otro lado, comparten ciertas medidas recomendadas a través de sus redes sociales, a modo de consejos con los que conciliar mejor la cuarentena, especialmente enfocadas a ayudar a aquellas familias que cuentan con algún miembro que, por necesidades especiales, presente mayores dificultes ante la situación de confinamiento.

Ramón recuerda además, que efectivamente es fundamental quedarse estos días en casa para evitar el contagio y la propagación del coronavirus, así como extremar la precauciones. Pero también es necesario recordar que, de manera excepcional, el Boletín Oficial del Estado ( BOE) también contempla que está permitido salir con fines terapéuticos o como necesidad específica.  Por ello, desde DISMO, piden al resto de personas un poco de respeto y colaboración, ya que salir a la calle acompañando a estas personas con necesidades especiales es una absoluta necesidad y no un capricho. García Soler añade que «el tema de llevar un lacito significando que el que sale a la calle es un discapacitado, me parece una aberración… no sé por qué tenemos que llevar a nuestros hijos señalizados diciendo qué son». 

Empezar a escribir y pulsar Intro para buscar

WhatsApp chat