Esto es un texto alternativo si no se muestra el objeto de Flash
Esto es un texto alternativo si no se muestra el objeto de Flash
Login
Password

Recordar clave

11/07/2019    

La alcaldesa se reúne con el presidente de la CHS para impulsar el plan contra lluvias torrenciales



Archivos adjuntos
Entrevista a Esther Clavero Mira, alcaldesa de Molina de Segura


“El plan contra las avenidas extraordinarias es importantísimo para el municipio, un proyecto por el que llevamos luchando más de dieciséis años para que salga adelante”, ha indicado la alcaldesa Esther Clavero, tras reunirse esta mañana con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura CHS), Mario Urrea Mallabrera, en la sede del organismo de cuenca en Murcia. El proyecto está aprobado por el  Gobierno central, al igual que la declaración de impacto medioambiental. Ahora queda pendiente la elaboración de un análisis de costes y beneficios antes de que se someta a licitación.

Urrea informó a la regidora molinense, a la concejal de Obras Municipales y a los técnicos del Ayuntamiento que en un corto plazo de tiempo estará el referido informe para priorizar este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 10,8 millones. Los primeros trámites de redacción del plan se llevaron a cabo en el año 2003.

“El principal problema que tenemos es la caducidad de la declaración de impacto ambiental, que perdería su vigencia si el proyecto no se inicia antes del 12 de diciembre de 2019, pero la CHS está trabajando para que mantenga su vigencia dicha declaración” remarcó Clavero. Otro problema evidente es que aún no se han conformado los Gobiernos regional y nacional, que han de tomar las decisiones relativas a dicho plan.

Dos fases

El Consistorio ha planteado ejecutar el proyecto en dos fases. El plan contempla una derivación de caudales desde la rambla del Chorrico a la de las Canteras y los Calderones mediante dos grandes colectores, de 2,5 metros de diámetro. Entre los objetivos de la actuación, se pretende evitar que se produzca periódicamente el desbordamiento de las ramblas de El Chorrico y Los Calderones mediante el desvío de las avenidas producidas en la primera y el encauzamiento de las aguas de la segunda con destino al Segura. Además, con la ejecución del proyecto se quiere evitar que se produzcan graves problemas de seguridad ciudadana y cuantiosos daños materiales.  En el año 2010 los daños se cifraron en 3.092.000 de euros en 2010 y en 2012 ascendieron a 4.029.000 euros.

Molina está atravesada por una rambla de este a oeste, y las nuevas construcciones canalizan las aguas. Cuando antes llovía fuerte, el agua tardaba dos horas en llegar al casco urbano. Ahora, en menos de media hora se inundan las vías que atraviesan la rambla de El Chorrico.

Otro de los temas que se abordó en la reunión mantenida en la sede de la CHS fue la limpieza urgente de la suciedad en ramblas y Río Segura, ya que la proliferación de cañas supone un peligro en caso de lluvias torrenciales, por lo que se llevarán a cabo actuaciones para evitar inundaciones en zonas como la Huerta de Abajo y Huerta de Arriba. 

Esta web ha sido realizada como una actuación del proyecto Molina Digital. Todos los derechos reservados.