Esto es un texto alternativo si no se muestra el objeto de Flash
Esto es un texto alternativo si no se muestra el objeto de Flash
Login
Password

Recordar clave

11/07/2018    

LA ALCALDESA VISITA EL SERVICIO GRATUITO DE COMEDOR ESCOLAR EN EL COLEGIO TIERNO GALVÁN



Archivos adjuntos
Angel Navarro García, concejal de Bienestar Social


La alcaldesa de Molina de Segura, Esther Clavero Mira, acompañada por el concejal de Bienestar Social, Ángel Navarro García, ha visitado, hoy miércoles 11 de julio, el servicio gratuito de comedor escolar de verano para menores de familias en situación de necesidad o riesgo de exclusión social, que se presta por tercer año por el Ayuntamiento de Molina de Segura, del 2 de julio al 31 de agosto de 2018, en las instalaciones del CEIP Tierno Galván.

El servicio ha sido ampliado este año hasta las 100 plazas (en 2017 fueron 80), puesto que la demanda ha crecido. García ha explicado que los menores se incorporan al servicio a través de la propuesta de los profesionales, previa valoración de la situación de necesidad de los mismos. La mayoría de los menores participan en programas sociales propios de la concejalía, o bien de otras entidades de carácter social que trabajan en la zona (Familia, UTS, Integra… CEPAIM, Cruz Roja).

La prestación del servicio tiene un coste de 21.083 euros, más 7.260 euros para el servicio de transporte, otra de las novedades de esta edición. El servicio cuenta con 6 monitores de la empresa Diloa adscritos al comedor y un coordinador, así como educadores de la Concejalía de Bienestar Social para control y seguimiento.

Durante el mes de agosto, y como consecuencia de la finalización de recursos de verano dirigidos a menores, el comedor se complementará con actividades educativas y de integración social. “De forma amena, se elaborarán actuaciones sobre coeducación, igualdad, acoso, etcétera”, indica Navarro.

Explica que el doble objetivo de esta iniciativa es: proporcionar a los menores de 3 a 16 años, en periodo vacacional, una alimentación adecuada a sus necesidades, respetando las diferencias culturales, religiosas, así como las intolerancias y alergias alimenticias; y facilitar un espacio donde los menores puedan reforzar hábitos alimentarios convenientes, de higiene, relacionales, educativos y de integración social

Según explica el concejal de Bienestar Social, los menús elaborados para el comedor “respetan la diversidad cultural”. Otra novedad es que los menores que presenten intolerancias y necesidades especiales serán atendidos de acuerdo a dichas situaciones.

Esta web ha sido realizada como una actuación del proyecto Molina Digital. Todos los derechos reservados.